lundi 11 avril 2011

¿De qué sirve?

...


¿De qué sirve, si han matado el alma?


Tengo tanta rabia... pero ¿es otra cosa el espíritu que no poder ni escribir?


Quiero cantar la batalla del río con el tiempo, su victoria invisible.


Está seca la fuente, el agua es barro, todo lo puede la tierra,


la tierra de que está hecho el golem y tú mismo,


tu cuerpo no es agua porque el agua no existe,


y tampoco debiera existir la mentira que me cuentas.


El río conocía tan sólo el arte del llanto,


y se lo quitaron.


Es el rostro de Granada un cántaro vacío,


que no me dio de beber.


Ya se lloró lo llorado, sólo la risa,


sólo el canto del vacío,


el eco del nervio, guitarra o fantasma.


Fantasmas alegres, danza de la muerte en el sur,


nunca sabré qué es el sur. Cómo cantar


si tragué mi única moneda para llegar lejos


y mi voz es la limosna que me dieron.


¿Dónde está el río,


cuando las fuentes municipales escupen gaseosa


y la saliva es preferible al beso de la luna?


Las gallinas de Arabia se cagan en los viejos libros,


el cementerio es un paraíso


y una niña viene a despertarme.


Vuelta a empezar, la trama del poema


se parece a la hipocresía y yo estoy cansado.


El retrato de la tierra sin alma


tiene los ojos vidriosos de un secreto espejo.


Soy yo el tiempo derrotado


y el río muerto vuelve eterna mi derrota.


No conozco perros sino cuatro gatos


y el cuerpo de un dios es alimento de los patos


que contentos recorren la angustia y asisten a todo,


nadando en el lodo, sugiriendo errores a los locos


para verlos girar entorno, para tener materia.


Disfrazada la batalla en feria,


puede morir el toro con la dignidad que yo no tuve,


en el exilio interior no hay nada dentro


sino libros cerrados y amargos, hornillos


de café prestado, polvo y éter.


...

4 commentaires:

Chiqui a dit…

Bueno, Manuel, pero quizas debes de evitar esta rima
"No conozco perros sino cuatro gatos y el cuerpo de un dios es alimento de los patos"
a no ser que sea intencionada, claro.

un amigo a dit…

Se ve que no paseas por el rio Darro al pie de la Alhambra, hay gatos, patos, pero no perros. Aparte del simbolismo de cada animal. Los ripios me descargan las tensiones, que son muchas cuando hablo de Granada.

Manuel Montero a dit…

Era yo, si empiezo con los anonimos se me lia la cosa. Besos

Elisa Prieto a dit…

yo si he visto que hablabas de los patos y gatos, y no de los perros, que están unas calles más abajo(elvira)
normal que ripies con granada...es bien hermosa pero no te deja hacer gran cosa.