lundi 8 juin 2009

pantoum

5 commentaires:

Chiqui a dit…

Jo, Manuel, que susto me he llevado al abrir tu blog. Y esa pobre mujer también, tiene cara de gato escaldado.

Estás en plan agresivo, eh?

Manuel Montero a dit…

La agresividad sería si le pegase a alguien o si alguien le pegase. A mi me gustan mucho los traseros de señora y en este caso la imagen puede ser fuerte por el uso del claroscuro, ventaja de la tinta china.

Elvi54 a dit…

Es un potente trasero lleno de ocultos tesoros, sin duda. Me resultan curiosos los taseros; no todos, naturalmente. Este tuyo, Manuel, de esta señora, quiero decir, es como una roca marina. Dura y rasposa en apariencia, pero... que guarda sorpresas. No me parece tan agresivo como dice Chiqui. Lo que pasa es que, en efecto, la tinta china no admite muchos maticez, ¿no?
Me gusta.

Elvi54 a dit…

Ahora bien, esa crucecita que le cuelga del cuello: ¿es un desliz? ¿Un intento de despistar al espectador? No creo que quieras cabrear a la conferencia episcopal, ¿para qué? La gente lleva crucecitas al cuello y luego le pasa que le pillan en poses un poco comprometedoras. Es normal. ¡La manía de jugar a exégeta me pierde!

Chiqui a dit…

Que no, por díos. Todavía no entiendes mi sentido del humor? Es difícil por escrito. Te contesto esto en mi blog:


'Manuel, en absoluto me desagradó. Me despertó, me acababa de levantar. De hecho, me gustó y hasta me sonreí...que ya es difícil de hacer recién levantada ¡'

Que requetebien se expresa Elvi!